¿Cómo combinar colores en la decoración de interiores de forma adecuada?

salón ambiente cálido

A menudo sabemos qué colores nos gustan y cuáles no. Sin embargo, a la hora de materializar esta preferencia en una decoración de interiores la mayoría de las personas no tienen claro cómo proceder. Aunque no existe una única norma que establezca la combinación perfecta, sí que existen pequeñas pautas a las que podemos prestar atención para conseguir un acabado profesional.

Qué colores usar en la decoración

Las tonalidades escogidas es uno de los factores principales. Las preferencias personales son importantes, pero también es recomendable adaptarlas a unas normas básicas de decoración. De esta forma, los colores empleados deberán ser de nuestro agrado, pero también tendrán cumplir con unas ciertas funciones.

Así mismo, debemos pensar también en las combinaciones de los colores escogidos. De esta forma, no será recomendable un color que nos encante si no nos gusta ninguno con los que combina.

Lo mejor para conseguir establecer los colores más adecuados es hacer pruebas previas. Por norma general, las tonalidades rojas, así como las rosas suelen combinar bien entre ellas. También se integran a la perfección los verdes y los azules. Por el contrario, colores como el naranja oscuro o las distintas tonalidades del violeta deben usarse con precaución, ya que tienden a saturar los espacios.

Cómo combinar colores en el diseño de interiores

La proporcionalidad es también un aspecto importante. Una regla muy extendida en la decoración de interiores es la del 60-30-10. Mediante este método se establece una guía de proporciones para usar los colores escogidos. Lo primero que deberemos hacer es establecer cuáles son el color principal, el secundario y el terciario. De esta forma, el primero deberá tener aproximadamente el 60% de la importancia, el segundo el 30% y el tercero apenas un 10%.

Aunque no se trata de una regla exacta, sí que nos puede dar una orientación para elegir los colores no solo de las paredes, sino también de los muebles y otros elementos.

Dónde localizar los colores de nuestra decoración

Además de las tonalidades escogidas, es muy importante tener presente que la localización de los distintos colores creará diferentes impresiones y ambientes. Esta premisa puede dar mucho juego a la hora de compensar las características de los espacios. Por ejemplo, cuando se trata de una habitación pequeña, es recomendable el uso de colores claros, ya que generarán la impresión de amplitud. Por el contrario, las paredes de los espacios amplios pueden pintarse de colores oscuros si queremos obtener una sensación de calidez.

Esto también funciona con los techos. Si tenemos una casa de techos altos y queremos reducir esa impresión, será oportuno pintarlos de colores o tonalidades oscuras. Si, por el contrario, queremos obtener la sensación de techos más altos, podremos pintarlos de blanco.

En el caso de los pasillos la distribución del color también es muy importante para adaptar el espacio. Cuando se trata de largos corredores que pueden transmitir sensaciones de lejanía podemos pintar la pared final, hacia la que nos dirigimos cuando avanzamos por el pasillo, de un color llamativo. De esta forma, estaremos acercando visualmente el final de este.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Esta es una tienda de demostración para realizar pruebas — no se completará ningún pedido. Descartar